LEIKHĒN

Presenta: Claudia Robles- Angel

LEIKHĒN es una instalación audiovisual, creada para y durante la residencia artística en el Immersive Lab (IL) del ICST (Instituto de Informática Musical y  Tecnología del Sonido) de Zúrich, que consiste en un video panorámico  realizado para cuatro pantallas de video dispuestas en forma cilíndrica,  además de una superficie de interacción a gran escala, que registra la  interacción táctil de los visitantes detrás de las pantallas utilizando cámaras  infrarrojas. Los componentes de audio dentro de su instalación consisten en  16 altavoces dispuestos detrás de las pantallas en dos niveles y dos  subwoofers .

La instalación está inspirada en la planta compuesta por líquenes (del  griego: leikhēn), que es el resultado de una asociación híbrida entre un  hongo y un alga. La instalación es, por tanto, una reflexión sobre la  interacción y la relación mutualista entre dos organismos, y cómo esta unión  repercute en sus comportamientos dentro de un espacio audiovisual  inmersivo creado. 

La parte acústica del entorno está compuesta por sonidos de la naturaleza  (grillos, cigarras, etc.) y los elementos visuales consisten en imágenes de  primerísimo plano de diversas especies de líquenes que juntas recrean una  reserva natural. La espacialización del sonido fue programada con  ambisonics. 

La instalación consiste básicamente en dos tipos de participantes: la figura  central o el anfitrión, sentado en medio del espacio de video panorámico,  cuyos valores de ondas cerebrales se recopilan a través de una interfaz BCI  para influir en el entorno sonoro el segundo tipo de participante está  representado por los invitados, visitantes que, al tocar las pantallas, influyen  en los estados emocionales del anfitrión a través de los transductores táctiles  que están unidos a la silla donde está sentado el anfitrión y, en  consecuencia, también en el entorno audiovisual. 

LEIKHĒN usa los valores de los sensores táctiles del IL enviándolos  constantemente a una computadora (usando el software Max), donde se  asignan a diferentes frecuencias de sonido y se envían de regreso al cuerpo  del anfitrión a través de los transductores táctiles mencionados  anteriormente: A medida que los visitantes tocan las pantallas, el anfitrión  siente esa interacción táctil o presencia en su propio cuerpo. 

 

es_ESEspañol