Sahifa fully responsive WordPress News, Magazine, Newspaper, and blog ThemeForest one of the most versatile website themes in the world.

Timée: una resonancia de la antigüedad

Una de las exposiciones que hicieron parte del 16º Festival Internacional de la Imagen – ISEA2017, fue Timée; una instalación llena de luces y sonido presentada por el artista francés Guillaume Marmin, que invitó a reflexionar sobre la mezcla de teorías filosóficas antiguas y prácticas tecnológicas actuales.

  • Buenos días Guillaume, bienvenido a ISEA2017. ¿Puedes hablarnos un poco de ti y de tu trayectoria como artista?

Hola, soy un artista plástico francés. Estoy muy feliz de estar en Manizales. Gracias a ISEA por invitarme este año. Yo vengo más del vídeo, hice muchas instalaciones y vídeos experimentales y ahora mi trabajo es más orientado por la luz, y su relación con el sonido y el espacio, como lo hice con la instalación Timée que pudimos ver en Manizales.

  • En relación con tu obra Timée, ¿puedes hablarnos del proceso de creación y por qué se llama Timée (al parecer viene del libro de Platón)?

Sí. Bueno, es difícil hablar del proceso antes de explicar lo que es Timée. La idea viene del libro de Platón, Timée. Y en este libro, Platón explica un poco su concepción del cosmos. Es un libro muy complejo porque es una mezcla de ciencia pitagórica, de filosofía, pero también de religión. Entonces honestamente es complejo entender, pero lo que es interesante es que, para él, el universo es como una partición musical perfecta, y las distancias entre los planetas equivalen a armonías musicales porque todo esto fue creado por los dioses, entonces para él hay como una música de las esferas que existen. Por eso confrontamos y hablamos de esta teoría, que hoy en día parece muy antigua, con astrofísicos, y la comparamos con los conocimientos de nuestros días. Y lo que fue interesante fue ver que al final Timée tiene todavía resonancias en la actualidad. Por ejemplo, los científicos estudian las frecuencias de los planetas que son frecuencias muy bajas, que no podemos oír, pero si los transportamos a 15 octavos, entran en el espectro audible y podemos oírlas. Y cada planeta tiene su propia frecuencia, en función de su constitución física, de su masa. Por ejemplo, el sol emitiría un solo sostenido. Entonces sí, encontramos muchas repercusiones como eso, en torno a esta música de esferas que de hecho ha cruzado las edades y es todavía un poco presente hoy en día.

  • ¿Y esta obra fue construida en colaboración con otro artista?

Creé el proyecto con Philippe Gordiani, músico y compositor francés, con quien trabajo desde muchos años, de hecho, son 4 proyectos que creamos juntos, buscando siempre un lenguaje común entre sonido y visual, es decir, crear como un alfabeto juntos, imaginándonos que tal sonido va a ser representando por tal forma o tal color y jugando con eso para crear una escritura común.

  • Platón es un filósofo de la antigüedad y tú utilizas nuevas tecnologías, ¿cómo traspones este mundo antiguo a través de las tecnologías?

Sí, lo que me interesa, de hecho, es de jugar con conocimientos que sean antiguos o muy modernos, y confrontarlos a las herramientas de hoy y ver cómo eso resuena. No estar solamente en la técnica, incluso si me interesa mucho; enfrentarme a cosas muy diversas que puedo leer o encontrar en algún lugar, ya sea metafísica antigua, filosofía japonesa como en otro proyecto, o neurociencias en un futuro proyecto.

  • La experiencia que vivimos cuando entramos en la caja; la experiencia del público, ¿lo habías pensado para sumergirlo en la obra o es un proceso que pensaste después?

Sí, la voluntad es realmente sumergir el público en la instalación, que la gente tenga la impresión de estar en otro lugar durante algunos minutos y la luz materializada por el humo, tanto como el sonido espacializado, son realmente complementarios en este rol. Nos damos cuenta que el uno no va sin el otro y es realmente la combinación de los dos, el movimiento común entre luz y sonido, que pienso da esta impresión de inmersión y, a veces, está pérdida de referencia, referencias espaciales, pero también temporales, en la oscuridad, en la música; la gente a veces no sabe cuánto tiempo se queda realmente dentro, para mi es bastante interesante también.

  • En relación con tu experiencia en el Festival y en Colombia, ¿es la primera vez que vienes a América Latina, a Colombia? ¿Qué piensas del país?

Bueno, había ya presentado la instalación en México, en FIMA, y pues antes de venir a Manizales la presentamos en Bogotá, en la Universidad de Los Andes, y debo decir que la acogida fue estupenda, tengo la impresión de que hay nuevos equipos que se construyen, que crecen hoy en día para bien, que acogen proyectos que necesitan la técnica, pero también muchas manos de obra, y hay mucha gente que está aquí para ayudar a que esto salga bien, sí.

  • ¿Tienes nuevos proyectos para el futuro?

Sí tengo proyectos futuros, performances y nuevas instalaciones, que se estrenarán a partir de septiembre creo. Por ahora, es “top secret”.